Muchas personas aplauden el hecho de que las tecnologías de información y comunicación hayan llegado a nuestras vidas, porque desde su punto vista han llegado a facilitarnos la vida. Para esas personas, hoy en día sería impensable no contar con un teléfono inteligente cada día de sus vida, ni pasar un día sin visitar las redes sociales.

Por otra parte, hay quienes prefieren mantener distancia de las tecnologías y no someterse a lo que imponen cada vez más seguido. Sea un caso o el otro, lo que es indudable es que las tecnologías de la información y la comunicación han llegado para quedarse en todos los ámbitos de nuestras vidas.

Las redes sociales han venido con ese avance tecnológico haciendo prácticamente obsoletas viejas formas de comunicación entre familiares y amigos o dejándolo de manera exclusiva para los miembros más románticos que aun prefieren escribir cartas de puño y letra usando el correo tradicional. Esta nueva forma de comunicación atrapa sobre todo a los más pequeños de la casa.

En los últimos años los profesionales de la educación decidieron no darle la espalda a estas nuevas herramientas y se han servido de ellas para generar y promover contenidos educativos a través de la utilización de las redes sociales.

En esta publicación encontrarás importante información sobre el uso benéfico que pueden tener las tecnologías de información y comunicación en el proceso educativo de los niños y niñas, así como un listado de herramientas que sirven en la cotidianidad del proceso educativo, involucrando tanto a estudiantes, profesores, madres, padres y personal administrativo y obrero de las instituciones educativas.